compartir:TwitterG+
contáctanos: e-mail twitter facebook

La experiencia de Manuel Hurtado SJ en la CG36

En el día mismo de la elección del nuevo Superior General de la Compañía de Jesús le pedimos a Osvaldo Chirveches y Manuel Hurtado, que participan en la CG36, puedan hacernos llegar un breve texto sobre sus vivencias, sentimientos, reflexiones personales y mociones espirituales.

Manuel nos comparte algunas líneas que son fruto de su trabajo interior diario y que las va plasmando como memoria de su experiencia en la CG36. El tiempo disponible para esta labor no es muy amplio por lo que, nos anticipa, sólo aparecen unos fragmentos y quedan pendientes otro puntos a desarrollar, que en otra entrega les podremos compartir.

A propósito de la Universalidad de la Compañía nos dice: “Un día después de la elección del nuevo superior de los jesuitas, proceso la experiencia vivida en las dos últimas semanas. Ha sido tiempo de encontrar compañeros jesuitas que no veía hace muchos años, tiempo para encontrar compañeros de Latinoamérica que nos solemos encontrar con relativa mayor frecuencia y tiempo para conocer muchos nuevos compañeros de todas partes del mundo. He encontrado jesuitas de Nepal, del Japón, de Sud África, de Filipinas, de Timor Este… En fin, jesuitas de los puntos que para un sudamericano como yo son las extremidades del mundo y los rincones que anhelaría conocer un día.

El espíritu de universalidad se acrecienta y la comprensión sensitiva de la universalidad de la Compañía se hace patente. El imaginación analógica se pone en acción y se puede literalmente transportarse hasta los confines del orbe, sintiendo en las vidas de los compañeros la riqueza cultural en su diversidad. Lo universal sólo existe pasando por lo particular. La universalidad de la Compañía no significa la suma de la presencia en todas partes, la universalidad no es sinónimo de la globalización, sino que significa que podemos sentir con los compañeros que están en las antípodas desde la particularidad de nuestra misión. La misión universal no existe como si fuese una entelequia, una especie de abstracción incolora e insípida. Al contrario, la universalidad se la experimenta desde la particularidad de una misión inserta en una cultura singular.

Encuentro confirmación de que el trabajo en redes, por importante y necesario que sea, no puede reemplazar o estar por encima las realizaciones particulares de la misión que sólo existe en la particularidad sufrida y precaria de una singularidad histórica. Eso me ayuda a comprender el sentido de la misión universal a la que estamos llamados todos los jesuitas.

El envío tiene sentido si nos insertamos en la particularidad de una historia con rostros concretos, pues la encarnación no es posible en una especie matriz con la pretensión de omnipresencia. Somos Compañía del Jesús de Nazaret, no del dios de la red omni-abarcarte donde se desdibujan los rostros humanos. La red cobra mayor sentido si se da importancia a los nudos y si la mayor parte de los jesuitas implicados tiene la responsabilidad de cuidar los nudos para que permanezcan como tales pero anudados a los hilos comunicantes que garantizan el arrastre global de la red. Pero al igual que una “pesca de arrastre” hay que ser vigilantes para no arrancar de cuajo la vida de los fondos oceánicos por donde la red pasa”

En el encuentro con la diversidad lingüística se impone el uso masivo del inglés “Cambiar continuamente de lengua es práctica habitual en estos días. Hablando castellano, portugués o francés en una mesa, llega alguien que no habla esas lenguas y automáticamente se pasa al inglés. Eso sucede todo el tiempo. El inglés se ha convertido en la lengua más dominante en las reuniones internacionales de jesuitas. Eso se deja sentir también en la Curia General, el equipo logístico y el equipo de comunicaciones de la Congregación. Hay una presencia masiva de compañeros que hablan el inglés, una presencia masiva de jesuitas estadounidenses que colaboran en esas tareas, con una presencia más discreta de jesuitas que provienen de otras regiones.

La presencia del inglés es notoria en la asamblea. Cuando se habla en inglés son pocos los que necesitan los servicios del excelente equipo de traducción simultánea. Al contrario, cuando alguien habla en castellano, francés o italiano, se ve muchos más compañeros usando los equipos de traducción simultánea”

Desde esos encuentros y diálogos surgen también las inquietudes y reflexiones que Manuel va teniendo y que pronto nos compartirá como una “sorpresa gozosa del Espíritu”.

 

Los Jesuitas en América Latina

Conferencia de Provinciales

Los Jesuitas en el Mundo

Curia Generalicia

Algunos derechos reservados - 2016 - Compañía de Jesús en Bolivia
Curia Provincial: Jenaro Sanjinés #777, La Paz, Bolivia