compartir:TwitterG+
contáctanos: e-mail twitter facebook
·

¿Qué es la vocación?

Es un acontecimiento en la vida de la persona rodeado de circunstancias históricas. Por ello, es preciso descubrirla, discernirla, disponerse para dar una respuesta.

Es un hecho misterioso que se comprende únicamente desde la conciencia de la presencia de Dios.

Es una respuesta del ser humano. Aunque es Dios quien llama, el hombre, desde el diálogo con Dios, tiene la libertad y responsabilidad de acoger el llamado que se le hace.

Es una misión. El ser humano es llamado y, a la vez, enviado por Dios. Vivir una vocación es asumir una misión que el Señor nos invita a participar y colaborar con Él.

¿Qué es ser Jesuita?

Reconocer que uno es pecador y, sin embargo, llamado a ser compañero de Jesús, como lo fue Ignacio. (CG 32, N° 2,1)

Así pues, los jesuitas encontramos nuestra identidad no solos, sino en compañía: en compañía con el Señor, que llama, y en compañía con otros que comparten esa llamada… Pues, lo que nos une a los jesuitas es Cristo y el deseo de servirle. Él es la imagen que está en el corazón mismo de la existencia de cada jesuita hoy día; y es esta imagen suya la que queremos comunicar a los demás lo mejor que podamos. (CG 35, N° 2,3)

¿Qué es la Compañía de Jesús?

Es una orden religiosa de la Iglesia Católica, nacida en 1540 y fundada por san Ignacio de Loyola y sus primeros compañeros: san Francisco Xavier, san Pedro Fabro y otros más.

Ellos sintieron que Jesús les invitaba a seguirlo de manera radical. Decidieron convertirse en sus “compañeros”, teniéndolo a Él como el centro de sus vidas y motor de su misión. Además, inspirados por el Espíritu, acordaron constituirse en un cuerpo que les ayude a sentirse muy unidos entre ellos, como verdaderos “amigos en el Señor”.

¿Cuál es nuestra misión?

La gracia que recibimos como jesuitas es estar y caminar con Jesús, mirando al mundo con sus ojos, amándolo con su corazón y penetrando en sus profundidades con su compasión ilimitada.

Nuestro modo de proceder jesuita nos lleva a descubrir las huellas de Dios en todas partes, sabiendo que el Espíritu de Cristo está activo en todos los lugares y situaciones. Por ello procuramos encontrar la vida divina en las experiencias de las personas y profundidades de la realidad.

Esta misión la procuramos llevar viviendo como amigos del Señor –y por eso amigos en el Señor- formando juntos un único cuerpo apostólico.

¿Dónde y en qué trabajan los jesuitas?

Hoy la Compañía de Jesús (Societatis Iesu) está presente en los cinco continentes. Los jesuitas siguen a Jesucristo y sirven a los demás inspirados en la espiritualidad ignaciana.

En el mundo somos más de 16 mil jesuitas. En Bolivia somos 77 jesuitas: 57 sacerdotes, 6 hermanos y 14 escolares y novicios, y estamos en 6 de los 9 departamentos: Beni, Cochabamba, La Paz, Oruro, Santa Cruz y Chuquisaca.

Allí procuramos llevar la Buena Noticia de Jesús a variadas realidades humanas. Por ello trabajamos en distintas áreas apostólicas: Educación, Parroquias, Apostolado Social, Espiritualidad, Medios de Comunicación Social.

¿Qué se necesita para ser jesuita?

Para ser jesuita se necesita ser llamado por Dios a serlo, ser invitado por Él a ser compañero de Jesús y compañero de otros hermanos jesuitas.

Es importante que tu deseo esté sostenido por una experiencia de Dios y movido por un deseo auténtico de amar y servir a los demás, colaborando en la construcción del Reino de Dios.

Tener cualidades humanas y espirituales para vivir el carisma de la Compañía de Jesús.

Querer consagrar tu vida mediante los consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia, para, como dice nuestro lema, En Todo Amar y Servir.

Querer pertenecer a una comunidad concreta y apostólica esparcida por el mundo para prestar cualquier servicio en la Iglesia que contribuya a la mayor gloria de Dios y al bien más universal.

¿Puedo yo ser Jesuita?

Si eres hombre mayor de 18 años y tienes el deseo y la aptitud para lograrlo, con la ayuda de Dios, con una auténtica vocación a la vida religiosa consagrada en la "Compañía de Jesús", podrás ser jesuita. Probarlo dependerá de ti.

¿Cómo sé que tengo vocación?

Tú mismo tienes la respuesta. A través de una experiencia de discernimiento, te ayudamos a ver los signos de un posible llamado por medio de los instrumentos adecuados para una decisión bien fundamentada.

¿Cuánto tiempo dura el proceso vocacional?

El proceso es personalizado y puede durar de uno a dos años, según tus características particulares y el grado de tu madurez vocacional.

¿Qué pasará con mis estudios, mi carrera, mi situación actual?

Puedes continuar con el curso normal de tu vida hasta decidir, con la luz del Señor, si continúas así o cambias el rumbo de tu existencia. Tus estudios o tu carrera actuales podrán ser continuados o aplicarse luego en el contexto de la misión de la Compañía.

¿Qué pasa si decido no ingresar a la Compañía?

Habrás tenido una experiencia profunda de crecimiento humano y espiritual. Además, habrás decidido con mayor claridad tu propio camino.

¿Cómo inicio un proceso vocacional con los jesuitas?

Ponte en contacto con nosotros:
P. Edil Calero: 76373535
P. Carlos Mamani: 73767467

Algunos derechos reservados - 2016 - Compañía de Jesús en Bolivia
Curia Provincial: Jenaro Sanjinés #777, La Paz, Bolivia