compartir:TwitterG+
contáctanos: e-mail twitter facebook

LA IMPORTANCIA DE LA ELECCIÓN DE LOS NUEVOS ASISTENTES AD PROVIDENTIAM Y LA CONFORMACIÓN DEL GOBIERNO DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS

El viernes el Superior General de los jesuitas, Arturo Sosa, nombró a sus nuevos Asistentes Ad Providentiam que le colaborarán en todas sus actividades cotidianas como líder de la Compañía de Jesús, al respecto el Sacerdote jesuita Gustavo Calderón Schmidt destacó el rol que los mismo tendrán trabajando de la mano de Sosa.
 
“(…) Ellos son importantes. Tendrán un rol protagónico en el gobierno del nuevo Prepósito General. Ahora está completo el equipo. Se trata de los asistentes ad providentiam y el admonitor. Son miembros del Consejo del General. Estarán muy cercanos, velando el devenir apostólico de la Compañía, pero sobre todo cuidando que el Superior Mayor de la Compañía de Jesús pueda hacer su tarea contemplando asuntos que no tienen solo que ver con la misión de manera directa, sino también con su vida espiritual, con su descanso, con su manera de ver el universo mundo y ahondar en los problemas que más llamen la atención”, explicó Calderón.
 
El Consejo del General estará conformado por los nuevos asistentes, que son los padres Fratern Masawe, Vernon D’Cunha, Douglas Marcouiller y John Dardis. Además fue elegido como Admonitor del Superior General el Padre Douglas Marcouiller. Asimismo, Sosa nombró al padre Antoine Kerhuel como Secretario de la Compañía de Jesús.
 
“Ellos se quedarán hasta la próxima Congregación General (…) Arturo Sosa está listo para gobernar. Encomendamos su labor. Orar, discernir y tomar decisiones. La Congregación ha terminado de elegir el equipo central, un gobierno para la misión”, sostuvo Calderón.
 
El sacerdote explicó que son los asistentes ad providentiam quienes deben ser capaces de asesorar y asistir al General en todo momento. “Son su gente de confianza, a quienes él aprenderá a escuchar detenidamente. Es que la vida de un General demanda todos estos avatares de lo cotidiano. Es un hombre con defectos y virtudes como cualquier otro, e Ignacio quiso ofrecer este apoyo al Prepósito para que su gobierno pudiera ser más fructífero, más acorde a lo que le exigen las circunstancias que se le presentan”, agregó.
 
Respecto a las características que un asistente debe tener, Calderón mencionó que debe ser un hombre “apreciado como persona religiosa, familiar con Dios en la oración, entrado ya en edad, de buen juicio, maduro y muy estable emocionalmente (…)”.
 
Finalmente el jesuita destacó el carácter democrático de toda elección para ejercer cargos de relevancia al interior de la Compañía de Jesús, ya que se lo realiza mediante la votación directa. 
 
Sobre el mismo tema, el jesuita Arturo Peraza comentó que a más de un mes de haber iniciado la CG 36 el trabajo ha ido avanzando y sobre todo la composición del gobierno de la Compañía.
 
Además del nombramiento de los Asistentes Ad Providentiam, Peraza recordó que la pasada semana el General inició nombrando a los asistentes regionales que se encargarán de llevar los asuntos en cada una de las regiones en las que está organizada la Compañía y que reúnen a un conjunto de Provincias; también se procedió al nombramiento de los nuevos Provinciales y queda aún el trabajo de nombrar a los oficiales de la Curia (Secretario, Procurador, Ecónomo). 
 
En el mismo sentido de Calderón, Peraza destacó que el gobierno de la Compañía se constituye en un “gobierno de consulta, donde el escuchar está al centro de nuestro modo de proceder (…) a través de esto se busca especialmente oír a Dios nuestro Señor a quien en todo queremos obedecer. Así si bien el General tiene plena autoridad para tomar cualquier tipo de decisión. Ésta viene precedida de una necesaria escucha”. 
 
“Es un gobierno consultivo y personal. De allí que tan importante sea aquel que tiene la responsabilidad de tomar la última decisión como aquellos a quienes por ministerio les corresponde aconsejar a aquel. En fin de cuenta todo se funda en nuestro deseo de en todo amar y servir”, concluyó.
 
La Congregación General (CG) 36, máximo órgano de gobierno de los jesuitas, fue convocada a fin de atender la renuncia del anterior General, Adolfo Nicolás, por temas de salud.
 
La CG 36 se instaló el pasado 2 de octubre y el día 14 de ese mes eligió a su nuevo líder, el sacerdote jesuita, Sosa. Desde entonces, los 215 jesuitas representantes de diversas provincias (países) del mundo, se encuentran reunidos señalando las líneas de acción de la Compañía.
 
/MAMP/FC/

Los Jesuitas en América Latina

Conferencia de Provinciales

Los Jesuitas en el Mundo

Curia Generalicia

Algunos derechos reservados - 2016 - Compañía de Jesús en Bolivia
Curia Provincial: Jenaro Sanjinés #777, La Paz, Bolivia